Güeyumar

Ronqueo de atún a las brasas

Un imán en lugar de una etiqueta. Y un puzzle en lugar de un pescado en partes

/concepto /packaging /identidad

Habiendo lanzado ya Las Aventuras de una Sardina en las Brasas, el próximo paso de Conservas Güeyumar era presentar Atún a las brasas, siguiendo el criterio de construir la marca a partir de la idea del packaging.
La particularidad de este producto es que de un mismo atún se consumen diferentes partes y cada una de ellas implica una cocción  diferente. 
El desafío era crear una etiqueta que transmitiera que lo que había adentro de las latas eran diferentes partes de un mismo pez… Como las piezas de un puzzle.
La etiqueta de Atún a las Brasas Güeyumar es un imán troquelado, como los puzzles para las puertas de los refrigeradores. De esta manera, no sólo resuelve la explicación del concepto de producto de una manera sencilla sino que, además, es la primera etiqueta que conozcamos que se sostiene por magnetismo en lugar de pegamento.
Desarrollado en conjunto
por las oficinas de Buenos Aires y Madrid
durante el año 2018